¿Para qué hacer felices a las personas en las organizaciones?

Escrito por mentefeliz 10-05-2017 en FELICIDAD. Comentarios (0)


Las Organizaciones son rentables y sostenibles cuando ponen como centro la Felicidad de las personas que las gestionan; generan impacto social y cuidan el medio ambiente desde una postura ética.”

En realidad, no sabía cómo empezar este articulo que me pidideron para GRUPO ORBIS ya que la palabra “Felicidad” por lo trillada que está, causa escozor en muchas personas …y es razonable.  Hoy quisiera divorciarlos completamente del cliché de esa palabra y contarles que las personas que encontraron un asidero científico y están aprendiendo sobre cómo ser felices, son quienes han revolucionado el mundo de los negocios y el de la vida en general. ¡Sí!, tal cual: Se puede aprender a ser feliz. Hoy gracias a la biología del cerebro podemos saber qué nos hace felices, cómo podemos influir en nuestros pensamientos, y sobretodo, cómo podemos entrenarnos para ello. De esto se trata la Felicidad Organizacional. Recordemos que pasamos 1/3 de la vida en el trabajo, creo que más, lo cual sugiere que en una matemática sencilla pasaremos 40 años trabajando; entonces, ¿vale la pena encontrar en el trabajo una fuente de Felicidad?

Martín Seligman, Christopher Peterson (q.e.d.p)  y Mihaly Csikszentmihalyi, padres de la Psicología Positiva, se han dedicado en los últimos 30 años a investigar y crear metodologías para enfocarse en lo bueno del ser humano, en lo que funciona. Y al poner un acento en ello, nos referimos al riguroso estudio científico que estos tres investigadores realizaron sobres las 24 fortalezas del carácter, aquellas que son universales a todos los tiempos y culturas.  Cuando sentimos que los demás importan y descubrimos cuáles son esas fortalezas que predominan en nosotros para aplicarlas al trabajo, a la educación de los hijos, a nuestra relación de pareja y al ocio, es cuando cobra vida el mal llamado “balance vida – trabajo”.

Hoy, gracias a los aportes de la Felicidad y a la Biología del Cerebro, podemos medir y reducir dramáticamente los indicadores de rotación, ausentismo, reprocesos, entre otros, al generar mayor bienestar en las personas. Mencionar, además, que un EBITDA no tiene sentido si no hay un balance social per sé.

A mi juicio, amén de esas bondades, la Ciencia de la Felicidad sirve para entender que somos seres sociales y que de la manera como interpretemos el mundo impacta positiva o negativamente las relaciones con los demás. En definitiva, cuando lo único seguro es la inseguridad, el caos y la lucha por la supervivencia, las organizaciones requieren cada vez más de líderes que las guíen en medio de un mundo dinámico, complejo y hostil, pero la realidad es que no pueden ser lideres infelices.

Entretanto: ¿Eres feliz con lo que haces? ¿Estás haciendo feliz a los demás?

Samuel Arias C

sarias@pilife.co / @pilifecol