#serfelizpaga

DÌA DE LA FELICIDAD



Celebro este día que, aunque es un derecho fundamental de los seres humanos, en el año 2013 fue declarado por la ONU como una fecha especial para celebrar el 20 de marzo. Hace ya algunos años cuando me le metí de frente a este tema, la gente miraba con soslayo y cierto sarcasmo poniendo un letrero en la frente que decìa: “ ¿hablarme de Felicidad a mi?”, “La Felicidad es una decisión personal?, etc. En definitiva era como ofrecer humo y torear el Ego. Poco a poco fui llamando la atenciòn de muchas organizaciones y personas que me han dado la oportuniad de trabajar, cuando entramos a la raìz de la Felicidad: ¿Còmo decide mi cerebro ser feliz, y què realmente hago por mi y por los demás?. En ese momento de argumentaciòn, el Ego "pagaba escondedero a peso". 

Hoy, me da mucha alegría ver muchas personas y organizaciones trabajando rigurosamente en este tema que cada vez genera mayor consciencia de su importancia, pues eso me alienta mucho a seguir trabajando rigurosamente y sembrando. Pienso que lo que màs a servido para generar mayor consciencia de la seriedad y efectivdad de la Felicidad como ciencia, es la manera como la Psicologìa Positiva, la evidencia cientìfica, los casos de èxito e ir de la mano de la Neurociencia, han ido desplazando el clichè de la Felicidad hedónica para convertirla en una apuesta con significado. El mundo no existirìa sin un creador y sin 7,5 mil millones de personas aportando a un mejor planeta. Pero eso no se logra desde el bienestar ùnicamente, sino desde la otra cara de la felicidad que son los errores y las cosas no tan buenas que hacen parte de las malas expectativas generadas por nosotros. A eso realmente le llamamos Felicidad: A apalancarse de herramientas para cultivar emociones positivas, gestionar nuestras emociones, darle la vuelta a la adversidad, pero sobretodo, hacer uso de nuestras fortalezas para ponerlas al servicio de los demàs y procurar cuidarnos como seres mumanos; hacer consciencia del medio ambiente, así como ser parte de esa oleada que decididamente està buscando maneras de combatir la pobreza. Si seguimos pensando que la Felicidad hace parte del viejo paradigma, jamás haremos consciencia de que a este mundo vinimos fue a cumplir una misiòn, a servir, a disfrutar y mejorar el planeta donde habitamos. 

Se puede aprender a ser feliz y existe un arsenal de evidencias que lo demuestran. La economìa, la sociedad y el medio ambiente se gestionan mejor con personas felices. Pienso ademàs, que creando un "emosistema" de personas verdaderamente felices ( hacer consciencia y aceptar lo que traiga la vida con responsabilidad y acciòn ) serà posible conseguir un lugar mejor para vivir. Como dicen los zentellials y los millennials...Dale!.

Entretanto: ¿En què parte del discurso de los polìticos està inmersa la Felicidad?. 

Samuel Arias C
www.bfulness.com.co / sarias@bfulness.com.co


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: